Revistas / NPunto Volumen V. Número 52. Julio 2022 / EL TRATAMIENTO DE RINOMODELACIÓN EN MEDICINA ESTÉTICA

EL TRATAMIENTO DE RINOMODELACIÓN EN MEDICINA ESTÉTICA, NPunto Volumen V. Número 52. Julio 2022


EL TRATAMIENTO DE RINOMODELACIÓN EN MEDICINA ESTÉTICA

Barroso Rosa, Leticia Médico de Urgencias en Hospital Negrín. Las Palmas de Gran Canaria.


THE TREATMENT OF RHINOPLASTY IN AESTHETIC MEDICINE

 

RESUMEN

El culto al cuerpo y la búsqueda de la belleza facial gozan de una especial relevancia en la sociedad actual. Esto lleva a mucha gente a someterse a diversas operaciones de cirugía estética como un bien más de consumo. La armonía y la proporcionalidad son claves hoy día en una estética facial, que pretende provocar la atracción del espectador.

La apariencia nasal preocupa a muchos españoles. Por esta razón, el tratamiento de la rinomodelación para perfeccionar el contorno de la nariz, ha ganado popularidad frente a la rinoplastia quirúrgica, puesto que es una técnica que ofrece más ventajas y beneficios. Existen algunas imperfecciones del apéndice nasal, que actualmente se pueden corregir de forma rápida y segura con este tratamiento, sin tener que someterse a una cirugía plástica.

La rinoplastia no quirúrgica es un procedimiento sencillo que conlleva la infiltración de rellenos sintéticos o autólogos reabsorbibles en zonas defectuosas de la nariz para corregir pequeñas imperfecciones. En concreto, el material de relleno usado más frecuentemente es el ácido hialurónico (HA), debido a que la inyección de esta sustancia es una técnica rápida y no invasiva para modificar determinados rasgos nasales.

Aunque este tratamiento estético es uno de los procedimientos que a día de hoy ha logrado más éxito, sin embargo, no remedia cualquier imperfección nasal. Esta intervención tiene que atenerse a una serie de indicaciones y contraindicaciones, si pretende alcanzar un resultado exitoso.

En términos generales, la rinomodelación ofreceresultados, que suelen ser muy satisfactorios, naturales e inmediatos, aunque no perduran para siempre. Una vez realizada la intervención ambulatoria con ácido hialurónico, la seguridad del tratamiento y los logros positivos del mismo no son ilimitados y pueden aparecer algunas complicaciones yefectos secundarios adversos a corto, medio y largo plazo.

El tratamiento de la rinoplastia no quirúrgica afronta un futuro prometedor, en el que las limitaciones e inconvenientes existentes en este momento se alzan como un desafiante reto para venideros descubrimientos e investigaciones.

Palabras clave: Rinoplastia, características, indicaciones, contraindicaciones, técnica, resultados, ventajas, complicaciones.

 

ABSTRACT

The cult of the body and the search for facial beauty enjoy a special relevance in today’s society. This leads many people to undergo various cosmetic surgery operations as a further consumer good. Harmony and proportionality are key today in a facial aesthetic, which aims to provoke the attraction of the viewer.

The nasal appearance worries many Spaniards. For this reason, the treatment of rhinoplasty to improve the contour of the nose, has gained popularity against surgical rhinoplasty, since it is a technique that offers more advantages and benefits. There are some imperfections of the nasal appendix, which can now be corrected quickly and safely with this treatment, without having to undergo plastic surgery.

Non-surgical rhinoplasty is a simple procedure that involves the infiltration of reabsorbable synthetic or autologous fillers into defective areas of the nose to correct small imperfections. In particular, the most frequently used filler material is hyaluronic acid (HA), because the injection of this substance is a quick and non-invasive technique to modify certain nasal features.

Although this aesthetic treatment is one of the procedures that has achieved more success today, however, it does not remedy any nasal imperfection. This intervention must follow a series of indications and contraindications, if it is to achieve a successful result.

In general terms, rhinoplasty offers results, which are usually very satisfying, natural and immediate, although they do not last forever. Once the ambulatory intervention with hyaluronic acid has been carried out, the safety of the treatment and its positive achievements are not unlimited and some complications and adverse side effects may appear in the short, medium and long term.

The treatment of non-surgical rhinoplasty faces a promising future, in which the limitations and disadvantages existing at the moment rise as a challenging challenge for upcoming discoveries and research.

Keywords: Rhinoplasty, characteristics, indications, contraindications, technique, results, advantages, complications.

 

INTRODUCCIÓN

La veneración de la imagen corporal se hace cada día más presente en nuestro mundo y goza actualmente de una especial prominencia en la sociedad. Por influencia de la publicidad y los medios de masas, se ha acentuado el deseo de la gente por lograr el aspecto corporal, que anhelan en sus sueños. Este ambiente social, además de otros variados agentes, ha llevado a que la gente se practique de forma creciente diversas operaciones de cirugía estética. En la actualidad,la influencia de la imageny los últimos avances tecnológicos han impulsado la creciente popularidad de una cirugía más precisa,menos dolorosa y con un pronto restablecimiento.

La búsqueda de la belleza y el adorno corporal no el algo nuevo. Es un fenómeno que se ha producido de forma continua en todas las culturas a lo largo de la historia. El ser humano ha perseguido siempre arquetipos de belleza. La preocupación por el aspecto del cuerpo y por el rastro dejado por el paso de los años no es un fenómeno actual. Desde los tiempos antiguos, los hombres han buscado embellecer su apariencia externa, bien con el empleo de recursos naturales (arcillas, plantas, aloe vera, hojas de té, etc) o de primitivas intervenciones quirúrgicas.

La novedad radica en que el mercado ofrece hoy día una enorme variedad de tratamientos disponibles para diversas zonas de la fisonomía corporal. La belleza y la estética se imponen como una necesidad de primer orden en una sociedad que exige permanentemente una presencia agradable y todo tipo de cuidados de belleza. Hoy la estética del cuerpo y la belleza física se han instalado con gran fuerza sobre otros valores de la persona, de tal modo que se puede pensar que existe una tiranía de la belleza.

España aparece entre las primeras naciones del mundo respecto a la cuantía de intervenciones de cirugía estética llevadas a cabo anualmente. En este sentido, la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) (1) estima que en nuestro país en los últimos años se han practicado cerca de cuatrocientas mil operaciones de cirugía plástica.

“La cirugía estética ha dejado de ser una opción exclusiva de ricos y famosos para convertirse en un fenómeno masivo. Las técnicas cada vez más avanzadas, losmejores resultados, la ausencia de dolor y la reducción de cicatrices animan cada vez a más gente a pasar por el quirófano”. (2).

En la última década se ha producido una variación novedosa en este fenómeno social y el género masculino demanda cada vez más los tratamientos estéticos. La tendencia a buscar la perfección estética en el aspecto corporal mediante intervenciones quirúrgicas es un asunto que afecta también a los hombres. Se ha provocado una explosión de nuevos productos y técnicas en la medicina estética debido al aumento del número de pacientes que buscan procedimientos estéticos no quirúrgicos.

Las estadísticas de la Sociedad Estadounidense de Cirugía Plástica Estética (ASAPS) (3), cada año confirman una solicitud continua de los llamados "procedimientos de medicina estética" por parte de los pacientes, que suelen preferir estos tratamientos no quirúrgicos porque sus efectos son visibles inmediatamente después de la intervención y les permiten volver a sus actividades normales el mismo día.

El refranero español sentencia que el alma se refleja en la cara. Y según el prestigioso psiquiatra Rojas Marcos, el rostro muestra la personalidad de cada individuo y su naturaleza personal. ¿Ambas frases son acertadas? ¿Responden a la realidad?

En la era actual los ciudadanos están viviendo con una “compañía de máscaras”. Los medios sociales, la cosmética y la cirugía estética auspician las caretas, de modo que cada uno pueda escoger un rostro, con lo que este no es siempre el reflejo del alma, más bien es su máscara. Vivimos obsesionados con la imagen y el aspecto externo, cuando en realidad las caras, como las fachadas de los edificios, no siempre son el espejo de la persona. Por eso, el refranero concluye el proverbio anterior de esta manera: “pero las apariencias engañan”.

Es verdad que una de las principales preocupaciones de la sociedad occidental del bienestar es la preocupación por el cuerpo. Para algunas personas esta preocupación ha pasado a ocupar el núcleo de la propia existencia. Esto ha llevado a idolatrar el cuerpo, y se ha pasado, a gran velocidad, de los gimnasios, los consejos dietéticos y los centros de belleza, a las liposucciones, los rellenos faciales, inyecciones de toxina botulínica o la mesa de quirófano, entre tantas otras cosas. ¡Como si la felicidad anhelada por toda persona dependiera de la perfección del cuerpo!

“Creemos que esta dimensión de la persona humana que representa el cuerpo no se debe menospreciar, pero sí que se debe reequilibrar con las otras dimensiones humanas. Esto quiere decir que la sociedad actual debe aprender a educar la mirada, para que no se centre sólo en aquello externo y epidérmico, el cuerpo, sino en todo aquello que da identidad y sentido a la vida de una persona”. (4).

En este sentido, son bastantes las alarmas que se levantan contra los riesgos de que la cirugía plástica se convierta en otro artículo de consumo y suscite ilusiones desproporcionadas, cuando se difunde que es posible encubrir el desarrollo imparable del deterioro biológico. Esta obsesiva preocupación por una imagen física perfecta muchas veces puede acarrear inquietud, sufrimiento e, incluso, graves enfermedades.

 

LA ARMONÍA FACIAL

El concepto de belleza surge en la cultura egipcia y se continúa en Grecia. Así pues, las medidas de una nariz ideal se registran desde la antigüedad. Tanto en hombres como en mujeres, la nariz es un órgano esencial cuando se considera el atractivo del rostro. La perfección del rostro varía según el momento histórico o las variantes fisionómicas del hombre en su progresivo envejecimiento. A pesar de los cambios producidos en las diversas etapas de la historia, la forma de calcular la forma ideal de la nariz con la ayuda de las matemáticas no ha cambiado, únicamente los estándares de belleza.

Desde tiempos antiguos se determinan los motivos por los que la apariencia individual es más agradable a la vista, dando origen de esta forma a las primeras leyes geométricas, que debían regir la armonía y el equilibrio de las proporciones faciales. Pero, ¿existe una armonía perfecta? ¿Qué parámetros son utilizados para ello? ¿Hasta qué punto este fenómeno tiene influencia en la vida de las personas?

Actualmente vivimos en una época de cambio constante, en la que los nuevos cánones de belleza juegan un papel importante. Pero, si bien los modelos de belleza mudan en el devenir de la historia, ciertas peculiaridades sobre la belleza facial perviven. La armonía y simetría son algunas de estas características. La tendencia hacia lo bello no constituye, pues, solamente una necesidad ideal, sino que se convierte en un medio para transformar la realidad a partir de un ideal estético concebido de antemano y condicionado histórica y socioculturalmente.

“Dado que las preferencias estéticas varían de persona a persona, el concepto de la nariz “ideal” debe aplicarse caso por caso, con respecto a los patrones clásicos de antropometría, sexo, etnia y factores psicosociales. La morfología no sólo se restringe a la calidad estética de la nariz, sino que está directamente relacionada con la personalidad y preferencias del paciente”. (5).

La hermosura facial es una noción teórica, que guarda relaciona con la proporción, el equilibrio y la relación armoniosa entre las diferentes partes de la nariz. La belleza de la armonía es generada por la integración de proporción, medida y simetría.A la hora de valorar la belleza, además de la proporción y la simetría, es necesario tener en cuenta la armonía, que constituye una adecuada proporciónentre los rasgos y facciones del rostro. Como resultado, la armonía facial es capaz de producir en el espectador una mayor o menor atracción.

“Actualmente, para las mujeres, se considera que un rostroarmónicamente ideal debe parecerse a un triángulo invertido. Es decir, acentuado en los pómulos y en el vértice del mentón. En el caso de los hombres, los expertos concuerdan que la cara debe ser unpentágono invertido. En este caso, el mentón y los ángulos mandibulares son las facciones que deben sobresalir”. (6).

Diversas investigaciones muestran que el rostro más hermoso es el que posee unas características que coinciden con los patrones de la “proporción aurea” o divina proporción. Este concepto propone que la simetría y armonía vienen reguladas por leyes matemáticas y geométricas (número áureo o Phi 1,618). Por ello, es lógico especular que la medicina estética, que persigue la perfección y belleza de la fisonomía humana, se fundamente en los parámetros de la divina proporción para lograr unos resultados perfectos.

Fig. 1. Perfilografía áurea obtenida a partir de la sección nasofacial.

La armonía y simetría de la cara es equivalente a la hermosura facial. Unas facciones atrayentes, lozanas, que emiten fuerza y vitalidad son sinónimo de un rostro armónico y proporcionado. Aunque subsistan algunas variantes raciales y toponímicas, la globalización ha invadido todas las esquinas del planeta, y los patrones de belleza se establecen de forma idéntica.

“La armonía y la proporcionalidad facial son claves en una estética facial aceptable. El rostro bello y atractivo de hoy es aquel que presenta los siguientes rasgos: cara en forma de óvalo, no redondeada, con labios prominentes, pómulos elevados y barbilla marcada. Se prefieren hombres con perfiles rectos y mujeres con perfiles ligeramente convexos”. (7, p.28)

Hoy en día, en medicina estética son vitales un enfoque integral y una perspectiva global. Un diagnóstico previo de cada paciente servirá para concretar el tratamiento más adecuado que, por medio de específicas modificaciones, consiga una armonía y belleza lo más natural posible. La medicina estética busca trabajar la armonía facial para conseguir un aspecto, que transmita una belleza natural acorde con la personalidad y el estilo de vida del paciente.

“Las medidas antropométricas de la nariz son la parte más importante de la planificación de la rinoplastia no quirúrgica, incluida la indicación del paciente y la técnica utilizada, todo ello adaptado a los resultados deseados por el paciente. La evaluación comienza analizando la posición de la nariz en relación con cada tercio de la cara. Al dividir la cara en tercios latitudinalmente, la nariz ideal debe localizarse en el tercio medio de la cara y extenderse desde la glabela hasta la región subnasal”. (5).

Fig. 2. Situación ideal de la nariz cuando el rostro se divide en tres partes.

La localización prominente de la nariz, en el centro del óvalo facial, hace que sea un punto focal y uno de los motivos más importantes en la imagen del rostro para marcar la armonía facial y otorgar personalidad a cada individuo. No estar a gusto con la nariz genera muchas inseguridades en la gente. Esta es la razón de que los defectos estéticos nasales hayan sido durante décadas una de las principales causas de complejos e inseguridades de gran parte de la población.

“Antes de realizar un tratamiento con materiales de relleno, es imprescindible valorar la armonía de la cara del sujeto a quien va a implantarse. Hay que tener en cuenta que en general la estética va asociada a la proporcionalidad y a la armonía, siendo considerado lo desproporcionado como antiestético (…..), mientras que los rasgos faciales proporcionados son aceptables, aunque no siempre sean bellos”. (7, p. 41).

La proporción armónica entre pómulos, mentón, labios, mandíbulas, base nasal, dorso y punta nasal y los distintos ángulos de la cara que interrelacionan las distintas partes, se puede conseguir actualmente contécnicas mínimamente invasivas,que no necesitan hospitalización y se llevan a cabo con anestesia local.

 

CARACTERÍSTICAS DISTINTIVAS

Desde una perspectiva estética la nariz constituye una unidad, ubicada en medio de cara y rodeada de otros segmentos faciales. Para interpretar bien la interrelación activa entre el contorno y el cometido del apéndice nasal, es necesario poseer un dominio adecuado de la biología y fisiología de este órgano, agente de la doble función del olfato y la respiración. Esto ha de ser evaluado científicamente siempre que se pretenda realizar cualquier intervención estética sobre la nariz.

Cualquier modificación nasal tiene que partir de la base de que esta prominencia facial se asemeja a una construcción con un entramado osteocartilaginoso, con una estructura y fortaleza desigual, revestido de una envoltura dérmica. La particularidad y ductilidad de este recubrimiento han de ser previamente analizadas antes de proceder a realizar cualquier operación quirúrgica. En base a esta información contrastada, el especialista establecerá las variantes específicas que presenta cada paciente.

“El rejuvenecimiento facial en los últimos años se ha desplazado hacia procedimientos menos invasivos e incluso no quirúrgicos que tienen un tiempo de recuperación más corto y causan menos dolor. El aumento de tejidos blandos con varios materiales de relleno se ha convertido en uno de los procedimientos estéticos más populares disponibles para los pacientes que desean un rejuvenecimiento facial no quirúrgico”. (8).

En España se producen cerca de veinte mil intervenciones quirúrgicas de nariz al año. Este dato lleva a pensar que la fisonomía de este órgano facial preocupa a bastantes ciudadanos. Sin embargo, sólo algunos de ellos se deciden a someterse a una cirugía tradicional para cambiar su aspecto, puesto que en el campo de la medicina estética ha surgido en el siglo pasado otra opción, la rinoplastia no quirúrgica.

“Larinomodelaciónes un tratamiento estético que se lleva a cabo con sustancias absorbibles por el organismo con el objetivo de realizar pequeñas modificaciones de la nariz y corregir diversas imperfecciones para obtener una forma equilibrada con el conjunto del rostro, sin necesidad de una cirugía plástica”. (9).

Este tratamiento es cada vez más común en medicina estética y ha alcanzado una amplia aceptación entre los procedimientos estéticos para el relleno facial. La rinoplastia no quirúrgica es una intervención muy frecuente en medicina estética y demanda una gran pericia del especialista para lograr con su intervención la simetría entre todos los rasgos y, en consecuencia, una nariz lo más refinada y armónica posible. Los pacientes suelen estar bastante satisfechos con los resultados iniciales, aunque probablemente tengan que repetir las infiltraciones de sustancias de relleno al cabo de uno o dos años para mantener los resultados obtenidos.

“Esto hace a la rinoplastia no quirúrgica menos ideal en comparación con la rinoplastia tradicional para pacientes que buscan una estética permanente en las correcciones nasales; sin embargo, puede ser una herramienta útil para ayudar en la toma de decisiones de los pacientes que están pensando en una rinoplastia”. (10, p.47).

La rinoplastia es un tipo de intervención quirúrgica de reducción; en cambio, la rinomodelación es un tratamiento de reforma externa de la fachada de la nariz con el objetivo de conseguir una mejora estética. Si bien, ambas intervenciones buscan metas parecidas, la rinoplastia conlleva el empleo de bisturí e ingreso en quirófano. Por su parte, la rinomodelación es un procedimiento no quirúrgico.

“Larinoplastia es la cirugía estética de modelación de la nariz, es decir, es la que realiza un cirujano estético en un quirófano para modificar la forma o tamaño de la nariz o para corregir el tabique nasal. Por otro lado, la rinomodelación no precisa de intervención quirúrgica. En esta intervención, el doctor realiza pequeños implantes en la nariz del paciente hasta moldearla de la forma deseada”. (11).

La rinomodelación está especialmente indicada para pacientesque desean corregir alguna asimetría en la fisonomía de su nariz, pero no se aventuran a someterse a una rinoplastia quirúrgica. Con este tratamiento estético actualmente se consiguen modificar de forma rápida y exitosa algunas imperfecciones externas del contorno nasal. La rinoplastia no quirúrgica con ácido hialurónico es un procedimiento eficiente para mejorar ciertos defectos nasales. Se puede clasificar como primaria, cuando el paciente no se ha sometido a procedimientos previos, o secundaria, cuando se utiliza para correcciones posteriores a una rinoplastia quirúrgica.

“Con el auge de los procedimientos mínimamente invasivos, la rinoplastia no quirúrgica también ha ganado popularidad como la opción principal para cambiar la apariencia nasal. La rinoplastia no quirúrgica, en general, implica el uso de rellenos sintéticos o autólogos en áreas deficientes de la nariz con un moldeado externo para refinar la posición del relleno y la forma de la nariz”. (10, p.41).

Con la denominación de rinomodelación se alude a los procedimientos no quirúrgicos para corregir estéticamente el contorno la nariz por medio de disoluciones inyectables biocompatibles con el organismo humano, como el ácido hialurónico, la hidroxiapatita u otros compuestos químicos. A la par se procede a modelar manualmente el órgano para que mantenga una forma armónica con respecto a la totalidad de los rasgos faciales.